Un gobernador mexicano asegura que los médicos de Baja California “están cayendo como moscas”

“Tenemos una necesidad tremenda”, afirma el mandatario local Jaime Bonilla tras las denuncias de falta de insumos



Un grito de auxilio se ha dado este lunes desde el norte de México. Jaime Bonilla, el gobernador del Estado de Baja California, ha advertido esta mañana que los médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) “están cayendo como moscas” porque la institución federal para la que trabajan no les dio la protección necesaria para encarar la epidemia de la covid-19. La advertencia del mandatario local, de Morena, el partido en el Gobierno, subraya nuevamente las dificultades que están teniendo las entidades para combatir el virus con escasos insumos y una evidente falta de coordinación entre las autoridades federales y locales. Baja California es el tercer Estado con más casos positivos de SARS-CoV-2 a pesar de ser el 14 en población. Hasta este lunes contaba con 335 contagiados y 25 fallecidos. La situación es muy diferente a la que vive la vecina California, en Estados Unidos, que tenía 24.139 casos positivos y 727 muertes reportadas el lunes. El flujo comercial y de personas entre estas dos regiones han hecho que los números de contagiados en Baja California sean mayores a los de otras entidades. Las autoridades locales han mostrado su preocupación sobre los recursos con los que cuentan para enfrentar la epidemia. “He sentido que el talón de Aquiles nuestro iba a ser el Seguro Social”, ha reconocido Bonilla en un mensaje publicado en Facebook a través de cuentas oficiales. El gobernador se refiere al complejo sistema de competencias que existen en el aparato sanitario. Baja California cuenta con una red hospitalaria que depende del ejecutivo local. Otra del Gobierno central a través de diferentes institutos y de la Secretaría de Salud central. El que preocupa a Bonilla es el IMSS. La institución, que tiene nueve hospitales en la entidad, ha reconocido la noche de este lunes que 24 trabajadores sanitarios del Hospital General Regional 20 de Tijuana han dado positivo por covid-19. Este sería un nuevo brote detectado al interior de centros del IMSS. En días pasados se han revelado varios casos similares en los Estados de Baja California Sur, Estado de México, Coahuila y Ciudad de México. El instituto, con 4.000 unidades médicas, tiene 535 empleados contagiados y ha contabilizado la muerte de nueve trabajadores sanitarios. Todo esto en medio de decenas de denuncias de médicos y enfermeras, quienes se han quejado de no contar con mascarillas, guantes y protectores faciales protegerse. Bonilla desconfía de cómo el IMSS enfrenta la situación. “Tenemos una necesidad tremenda... El problema del Seguro Social afectó a la salud del Estado porque siento yo que no se han aplicado... El Seguro Social no se ha puesto las pilas”, dijo el mandatario. El político se refirió a una denuncia hecha el domingo por Eugenio Derbez, uno de los actores más populares de México. Derbez utilizó las redes sociales para leer una cadena de Whatsapp de un supuesto médico de Tijuana que se quejaba de la escasez de guantes, mascarillas y lentes, además de la falta de personal médico en los hospitales locales. El mensaje se hizo viral, pero las autoridades lo desmintieron horas después. “Su información es falsa”, dijo la encargada del IMSS en Baja California, quien dijo al actor que no existía ningún empleado con el nombre del doctor de la denuncia. “En todas las unidades del instituto se cuentan con los insumos de protección personal necesario para la atención de la contingencia”, añadió Desiree Sagarnaga. Bonilla ha validado el mensaje leído por Derbez. “Mucho de lo que dijo, en el fondo, es cierto aunque cometió algunas imprecisiones”, ha afirmado. Las versiones encontradas entre el poder local y los médicos que encabezan el instituto federal revelan una tensión entre ambas fuerzas. Del centro del país solo han llegado palabras que intentan ganar tiempo. El secretario de Salud de López Obrador, Jorge Alcocer, afirmó esta mañana que preparan un informe sobre el caso Tijuana. También dijo que el brote del Hospital General Regional 20 fue externo y no se trató por falta de equipo de protección. El IMSS ha informado que desde el sábado reparte en sus centros 150.000 mascarillas N95, medio millón de pares de guantes y 45.000 vestidos de aislamiento. Las autoridades del instituto han dicho que parte de este material arribará la noche de este lunes a Mexicali, la capital de Baja California, a 178 kilómetros de Tijuana.


Fuente: https://elpais.com/sociedad/2020-04-14/un-gobernador-mexicano-asegura-que-los-medicos-de-baja-california-estan-cayendo-como-moscas.html