Expensas: una de cada 3 familias rosarinas ya tiene dificultades para pagar



La recesión económica impacta cada vez más en el costo de vida mensual. Según señalan desde el sector, una de cada tres familias rosarinas se atrasa o ya no puede pagar las expensas. Tanto inquilinos como propietarios priorizan otros gastos y por ese motivo muchas veces se deja de hacer mantenimiento y obras en los edificios.


“Se viene complicando la cobranza desde fin del año pasado. Muchos se atrasan en los alquileres y, por ende, también en las expensas. Se perdió el poder adquisitivo y los ingresos de los asalariados quedaron rezagados”, dijo José Ellena, titular de la Cámara de Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros).


Ellena explicó que “el hecho de que el pago de expensas tenga atrasos es resultado de la morosidad general, que se verifica también en los alquileres; el que se atrasa en el pago del alquiler es seguro que se demora en las expensas”.


El integrante de Cadeiros sostuvo que esta situación es parte “del resultado de la crisis económica que atraviesa el país”.


“Alquilar un departamento de un dormitorio, en  la zona céntrica, sale 7.500 pesos, y las expensas unos 1.500. Un departamento de dos dormitorios, en la misma zona, cuesta 12 mil pesos y los gastos centrales, 2 mil”, contó.


Ellena dijo luego que la situación “se podrá remontar” solo en la medida que el poder adquisitivo de los trabajadores se recomponga. “Con esta situación estamos perdiendo todas las partes”, aseguró.


Otra voz

En tanto, Alejandra Contreras, integrante de la Cámara de Propiedad Horizontal, quien representa a los dueños de departamentos, coincidió con Ellena.


Sostuvo que la morosidad en el pago ronda el 35 por ciento. “Hoy una de cada tres familias se atrasa o deja de abonar las cargas del consorcio”, señaló en diálogo con Telefé Rosario.


Contreras aseguró que “en líneas generales no falta voluntad de pago; el problema radica en que en los edificios hay una carga importante de sueldos y leyes sociales que abonar”.


Además explicó que hay distintos tipos de atrasos. “Algunos acumulan dos o tres meses de deuda. Se les hace un recordatorio y la mayoría luego se acerca espontáneamente. El deudor crónico pasa a una gestión legal, que es más compleja”, resumió.


La referente de la Cámara de Propiedad Horizontal puntualizó que la morosidad se agudiza en tiempos de crisis. “Tanto inquilinos como propietarios priorizan otros gastos. Y eso trae aparejado dejar de lado el mantenimiento y las obras en los edificios”, señaló.


Contreras dijo luego que la suba de expensas está por debajo del aumento del índice general de precios que brinda el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec); los gastos centrales crecieron un 35 por ciento en el último año.


“Los principales aumentos están dados por las paritarias salariales que afectan a todos los servicios que recibe el consorcio, como el área de vigilancia o de limpieza. Lo que se compra es la mano de obra. Los salarios de los porteros y las tarifas de los servicios, entre otras cosas, aumentaron exponencialmente”, explicó.


También, y en línea con el titular de Cadeiros, Contreras dijo que la causa de los atrasos es la merma del poder adquisitivo. “Las paritarias suben por debajo del índice de precios al consumidor y, por lo tanto, hay menos poder de consumo”, cerró.

---------

Fuente: elciudadanoweb.com

---------