Banfield recibe cada vez más inquilinos que dejan la Capital por el costo de los alquileres


En Capital Federal los alquileres están por las nubes y muchos optan por mudarse a lugares bien conectados del Conurbano.


En el último año llegaron al barrio 8.000 personas. En el Sur del GBA lo siguen Lomas de Zamora y Monte Grande. La tendencia crdece porque los valores son hasta 40% más baratos, sobre todo en viviendas chicas.

Llegan nuevos vecinos a Banfield, Monte Grande y Lomas Centro, que dejan atrás la vida en Capital Federal para mudarse al Conurbano. No es la búsqueda de tranquilidad lo que los atrae, al menos no principalmente. Cada vez son más las familias y las personas solteras que se mudan al otro lado del Riachuelo por el aumento galopante de los alquileres, las expensas y el costo de vida que, en el contexto actual de crisis, los expulsa de los barrios porteños. A la vez se vive otro efecto complementario: el de los jóvenes oriundos de esta región del Conurbano que, al momento de independizarse, ya no sueñan con mudarse a Capital, sino que prefieren alquilar un monoambiente en el barrio de la infancia, incluso si deben viajar a diario a la Ciudad para trabajar o estudiar.

Los edificios nuevos de Banfield son los más buscados.


Los números hablan por sí mismos: hoy un departamento chico en Palermo, sumando alquiler y expensas, suele arañar los $20.000. En barrios como Caballito, Barracas y San Nicolás (Congreso) el número baja, pero sigue en el orden de los $15.000 y, al compararlo con el mismo tipo de alquiler en el conurbano, la diferencia es notable, puede bajar a la mitad. La ONG Defendamos Buenos Aires hizo un relevamiento sobre este “éxodo” en lo que va del año.


De todo el GBA, Banfield se ubica en el segundo lugar de localidades (primero está San Isidro, en zona Norte, con 18 mil mudanzas) que más vecinos recibieron, con aproximadamente 8.000, casi a la par siguen San Martín y Vicente López. En la zona Sur lo siguen Lomas de Zamora y Monte Grande que recibieron unos 1.000.


“En zonas de Banfield las expensas mensuales que no llegaban a los mil pesos a fines de 2018 se pagan $2.100 en este momento”, señala Javier Miglino, titular de la ONG. El aumento que hubo en las zonas más elegidas del GBA es alto pero está muy por debajo del que sufrieron los barrios porteños: “En Belgrano, Palermo, Puerto Madero o Recoleta, expensas que costaban 3 mil pesos en 2018 hoy se pagan 6 mil”. En barrios de menor poder adquisitivo son muy pocas las expensas que bajan de $3.000. En Provincia, en cambio, se consiguen por mucho menos.


A esto se suma, explican, los tarifazos en los servicios, que si bien se viven en toda la región metropolitana, en Capital se dispararon, con incrementos más fuertes en tasas e impuestos.


Desde Defendamos Buenos Aires estiman que, en total, en los últimos meses unas 60.000 personas dejaron Capital por alguna de esas y otras zonas del Conurbano. “Los alquileres del otro lado de la General Paz son un 40% más baratos en promedio”, cerró Miglino. Ante este panorama, los monoambientes aparecen como el tipo de departamento más solicitado, tanto por personas solteras, amigos que se juntan para compartir gastos e incluso familias que ya no pueden sostener un alquiler de un tres o dos ambientes.


Bárbara Santángelo, de 31 años, vivía en Núñez con un alquiler de $6.000 (y expensas de $3.200) que en la renovación de contrato se le iba a $8.400. Se mudó a Lomas por un alquiler un poco más barato pero con expensas que no llegan a $1.300. Además se fue a un departamento a estrenar, en lugar del edificio de 50 años de antigüedad que venía alquilando. Situación parecida la tocó a Natalia Morabitto, que vivía en San Telmo y ahora comparte departamento por $6.500 sin expensas en una zona de Banfield cercana a la estación.


Otras variables que entran en juego al momento de decidir irse de Capital es la movilidad. “Cuando empecé a evaluar irme a vivir sola busqué departamento en Capital y huí por los precios. Prefiero alquilarme algo acá y viajar en tren todos los días que gastar el doble o más para vivir y a la vez tener que atravesarme la Capital en colectivo. Gano tiempo y ahorro plata”, cuenta Melina Reyes, de Lomas.


Las inmobiliarias también dan cuenta de esta situación. “Son muchas las personas que, ante los costos de Capital, optan por zonas céntricas y bien conectadas del GBA. La realidad es que los valores que se manejan son muy distintos y notamos que las personas jóvenes dejan la Capital por estos motivos”, confirmaron desde una inmobiliaria de Banfield, y también señalan la alta oferta en esas zonas por la construcción de edificios de departamentos pequeños.


Fuente: https://bit.ly/2ODp6r5