Antes del cambio de Gobierno, el Central emitió casi $ 300.000 millones en un mes

En noviembre la cantidad de pesos en circulación creció más del 20%. Es porque la entidad abandonó en octubre la meta de emisión cero, aprovechó las trabas cambiarias para emitir pesos con los que sumar reservas e imprimió para financiar al fisco.


El último mes de la actual administración del Banco Central (BCRA) trajo consigo un aumento considerable de la cantidad de pesos en circulación. La entidad conducida por Guido Sandleris permitió que se volcaran casi $300.000 millones extra en noviembre, como resultado de la relajación de la meta de base monetaria, más la emisión de dinero para sumar dólares a las reservas y para ayudar al Tesoro a hacer frente a sus gastos.


El Gobierno saliente aprovecha los controles de cambios para que esos pesos no se vayan al dólar oficial, pero la velocidad de expansión de la base monetaria puede dejar poco margen para que la nueva administración pueda continuarla sin sufrir problemas con el dólar libre y los precios, según analistas.


La base monetaria, la cantidad de pesos que circula en la economía, creció en casi $285.000 millones durante el mes de noviembre.

El BCRA permitió esto por distintas vías.


Por un lado, la inyección de dinero a la calle llegó a través de una herramienta que había caído en desuso, al menos durante la gestión de Sandleris al frente de la entidad.


El Central emitió $ 40.000 millones en el mes en concepto de “adelantos transitorios”, una especie de préstamos para asistir al Tesoro que resultan en creación de dinero. No se usaban desde junio de 2018, antes de que en octubre la política monetaria pasar a perseguir una meta de “emisión cero”.

El otro gran concepto que explica por qué el BCRA volcó tantos pesos a la calle es la compra de reservas. Desde que se reforzaron los controles de cambio, la capacidad de personas y empresas para comprar dólares en el mercado cambiario se redujo considerablemente.

Al mismo tiempo, los exportadores reforzaron las ventas de divisas en la medida en que apuraron las ventas al exterior para tratar de eludir un aumento en las retenciones a las exportaciones que dan por hecho cuando llegue el nuevo Gobierno.


El resultado fue que hubo más oferta de dólares de la que el mercado formal podía comprar y Sandleris la aprovechó para estabilizar las golpeadas reservas internacionales.


En total, compró USD 2.427 millones desde que se reforzaron las trabas cambiarias. Para pagar por esos dólares, el BCRA debió emitir casi $131.000 millones sólo hasta el 28 del mes.


El otro gran elemento que hizo crecer la base monetaria fue parte de la reducción del stock de Leliq. Los bancos tienen la obligación de inmovilizar en el BCRA parte de los depósitos de sus clientes, como una norma de seguridad ante retiros masivos. Para ello, encajan una porción de los depósitos a tasa cero o, cuando las normas lo permiten, integran parte de ese encaje con Leliq que les pagan 63% anual.


Desde noviembre, el BCRA cambió las normas de uso de Leliq para encajes, lo que aumentó la base monetaria en $ 154.000 millones. Esta expansión, sin embargo, no preocupa a los analistas porque permanece encajada en la autoridad monetaria en lugar de circular en la economía.

De hecho, para los economistas consultados por Infobae la fuerte expansión monetaria no es alarmante como foto, aunque la película puede complicarse más adelante.

Como ejemplo, la calma cambiaria que se vio en el mes más allá del mercado oficial muestra que no hay efectos inmediatos en el mercado. El dólar libre no se disparó y el “contado con liquidación” que se opera con bonos y acciones también se mantuvo a raya.


Fuente: Infobae

Link: https://www.infobae.com/economia/2019/12/04/antes-del-cambio-de-gobierno-el-central-emitio-casi-300000-millones-en-un-mes/