217.000 bachilleres se someterán a una selectividad con más opciones entre las que elegir



El Ministerio de Educación ha publicado este jueves la orden que regula la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EVAU) a la que en principio pueden presentarse 217.000 estudiantes. La selectividad se celebrará más tarde que nunca –entre el 22 de junio y el 10 de julio- y ofrecerá a los alumnos más opciones que en años anteriores como consecuencia de la pandemia del coronavirus.


Con el retraso de la convocatoria se espera que la crisis sanitaria se haya reducido lo suficiente para permitir la celebración de unas pruebas que reúnen durante cuatro días (o hasta cinco en el caso de las comunidades con dos lenguas oficiales) a miles de alumnos en espacios cerrados. Con los cambios en el modelo de examen se persigue hacerlos más sencillos para compensar el hecho de que los estudiantes habrán tenido que pasar todo o buena parte de la recta final del curso en confinamiento, y con condiciones muy desiguales de acceso a la docencia online. En ediciones anteriores, en un examen estándar, los alumnos habrían tenido que elegir entre la opción A y la opción B, con cuatro preguntas correspondientes cada una de ellas a otros tantos bloques temáticos. Este año, en cambio, el examen solo tendrá una opción, en la que figurarán ocho preguntas y el estudiante podrá escoger de ellas las cuatro que quiera: por ejemplo dos de un bloque de contenidos, dos de un segundo bloque de contenidos, y ninguna de los dos restantes. Con ello se pretende que un estudiante, sabiéndose solo la mitad del temario, pueda salir airoso del examen o incluso obtener la máxima calificación. No todos los exámenes seguirán el mismo patrón –hay pruebas que consisten en el análisis de un texto, por ejemplo-, pero la filosofía en la que se tiene que basar su diseño, en el que ahora están trabajando las comunidades autónomas, debe ser la misma: ofrecer las máximas opciones posibles para que los alumnos no se vean perjudicado por el hecho de no haber podido estudiar parte de los contenidos de forma presencial. La orden del ministerio señala al respecto que el diseño de las pruebas debe “garantizar la equidad en el acceso a la universidad para todo el alumnado, con independencia de las circunstancias en las que este pudiera haber tenido acceso a la enseñanza y el aprendizaje en el último trimestre del curso, y considerando que no se haya podido desarrollar adecuadamente una parte del currículo de la materia”. Los resultados provisionales se publicarán antes del 17 de julio, y las pruebas de la convocatoria extraordinaria tendrán como fecha límite el 17 de septiembre. Como todos los años, la prueba durará 90 minutos con al menos media hora de descanso entre dos exámenes.


Fuente: https://elpais.com/sociedad/2020-04-23/la-selectividad-se-disenara-para-que-el-alumno-alcance-la-maxima-puntuacion-posible-y-todas-las-preguntas-seran-elegibles.html